Tuesday, July 05, 2011

SirHome. Ojo con el puré de tomate.

El miércoles de la semana pasada me levanté con un dolor de panza de dimensiones monumentales. Desde el inicio de la jornada laboral hasta el cierre de la misma, e incluso algunas horas del jueves, el malestar no me abandonaba. Finalmente, el inconveniente estomacal se fue solito, tampoco es que no me podía mover o me dolía a lo bruto, pero molestaba. Curioso como soy, me preguntaba qué podría haberlo causado.

Luego de hacer algunas averiguaciones, uno de nuestros colaboradores más cercanos, nos fue acercando a la verdad. Reproducimos, en exclusiva, el diálogo entre nuestro redactor en jefe y el mencionado colaborador: (nos salteamos las partes que no nos interesan para el post)

Bla bla bla
- SirThomas: Estoy con un dolor de panza de dimensiones monumentales.
- Colaborador del blog: ¿Pero comiste algo que estaba en mal estado?
- SirThomas: Mirá, no se. Lo único que me generó dudas fue el puré de tomate.
- Colaborador del blog: Y por qué?
- SirThomas: Bueno, porque la tenía abierta en la heladera hacía varios días.
- Colaborador del blog: A ver, Sir. ¿Cuántos días?
- SirThomas: Y no se, por lo menos quince días, algo así.
- Colaborador del blog: Epa, bueno, ahí estuvo el problema evidentemente.
- SirThomas: Pero por qué? Si la dejé en la heladera.
- Colaborador del blog: Sí, está bien, pero el puré, una vez que lo abriste, tenés que usarla toda "enseguida", no dura más de dos o tres días abierta. Ojo.
- SirThomas: Ah, mirá vos, no sabía. Para la próxima ya estoy avisado.
Bla bla bla
 (El puré de tomate, de la afamada marca "Jettro", posa para nuestros fotógrafos)

Como todo buen periodista, y más allá de que la fuente era confiable, fuimos a chequear la información directamente a la cajita (o tetrapack) del puré de tomate y nos encontramos con la leyenda de advertencia que confirmaba lo dicho por nuestro informante y que, evidentemente, nunca antes había visto o le había prestado la atención suficiente:

(click para agrandar la imagen)

Así que, ya saben chicos, el puré de tomate no dura más de dos o tres días abierto en la heladera. Cuando decimos no dura, queremos decir, no dura en buen estado, no es que se desintegra o le pasa algo raro.

Una alternativa, para que esto no suceda, es cocinar efectivamente todo el puré al momento de hacer la salsa y luego guardar el resto (en lo posible en un tupper) en la heladera.


Saludos.
SirThomas.

4 comments:

Cinzcéu said...

En primer lugar eso no es salsa sino puré de tomate. La salsa hay que cocinarla agregando el contenido del tetra a una base de aceite, cebolla y una cantidad innumerable de posibles ingredientes. Esa salsa, en heladera, aguanta varias semanas.
Por lo demás, el dolor de panza es posible que nada tenga que ver con la "salsa".
Jamás abrí un tetra de puré de tomates para usar una parte: si vas a hacer salsa, hacé salsa y si te sobra metela en un tupper.

SirThomas said...

Cinzcéu.
Correcto, gracias por hacernos ver el error!

Por sino quedó claro, luego veo si lo corrijo en la redacción del post, lo que sobró fue parte del puré, con la cajita abierta, en la heladera, no la "salsa" ya cocinada. Si me pregunta, fue la primera vez que usé (supongamos) más o menos la mitad del puré para luego utilizar la otra mitad; por lo general, la cocinaba toda y luego sí guardaba lo que había quedado cocinado.

Saludos.
Sir.

Zeithgeist said...

seccion utilisima.. (boludo, puse UTILISAME, UTILISAMA, etc hasta q le pegué a utilisima, debo estar negada)

SirThomas said...

Me alegro que le haya sido útil.

Saludos.
Sir.