Sunday, December 02, 2007

Al Borde de la Muerte / The Cable Guy

Una nueva entrega de "Las Aventuras de SirThomas que casi le cuestan la muerte" (siempre exagerando un poco, claro, aunque no mucho, se los aseguro).

Hoy les voy a contar una anécdota simple, cortita, sencilla, pero que no se las relataré de manera completa, incluyendo todos los datos, sino que ustedes deberán develar un misterioso dato que es la clave de la historia.


Nos retrotraemos (sí, no tengan miedo, suena fea la palabra, pero no hace daño) al año 1987, cuando el pequeño SirThomas contaba con inocentes siete años (para ocho) y se encontraba alegremente corriendo por las extensas verdes praderas de la casa quinta que habitó hasta los 12.

Todo transcurría con normalidad, era un domingo más, temprano por la mañana, preparándose (?) para que llegue la hora de los partidos y prender su pequeña radio portátitl verde para escuchar a su San Lorenzo jugando contra el rival de turno.
Normalidad que se quebró cuando recibió el llamado de su padre, Steven, que le solicitó ayuda para poder encender la bomba del agua. Aquí, una pequeña recreación del diálogo.

SirFather- Tommy, vos que sos tan ágil (siempre que pedía o pide algo, le agrega algún adjetivo positivo, como para que uno no le pueda decir que no) no me enchufarías el cable de la bomba.
SirThomas dice: Ok, ahora te lo enchufo.

Y allí fue, el pequeño Sir corriendo desde un sector del parque hasta la Torre (cuando consiga fotos de la misma, se las presentaré, no saben qué torre) en donde SirFather guardaba todas sus herramientas, y donde se encontraba el enchufe en el cual nuestro protagonista debía colocar el cable (aparte de otras cosas, que seguramente ampliaremos en algún otro post). Antes de ingresar al lugar de los hechos (?), recibe el sabio consejo de su padre, que aquí transcribimos.

SirFather dice: Tommy, fijate que tengas bien secas las manos antes de enchufar el cable.
SirThomas dice: Sí, sí, pá, siempre que trabajemos con electricidad hay que asegurarse de que tenemos bien secas las manos.

Tras lo cual, SirThomas verificó que sus manos no presentaran vestigios (?) de agua y, por las dudas, se las secó con énfasis con una toalla.

Una vez realizado esto se predispone a enchufar el cable. Lo toma con su mano derecha, lo coloca donde debe ir, para que la bomba de agua comience a funcionar, pero pasa algo inesperado, algo imprevisto, algo que nunca jamás hombre alguno sobre la faz de la tierra había experimentado (impresionante :P).

Que pasó? SirThomas salió despedido un metro hacia atrás, producto de un tremendo shock (o descarga) eléctrica (también conocida como "patada"), al tiempo que exclamaba al aire libre "A la pelotita, qué pasó?".

Raudamente, SirFather se dirige a la torre para ver qué es lo que había ocurrido y para constatar el estado de salud de su hijo, que de todas maneras, ya había abandonado por sus propios medios la Torre, sin sufrir, por suerte, ninguna consecuencia importante en su físico.

La pregunta es: Cómo es que pasó esto? Hay un dato que nos falta, desde luego. Ese es el que tienen que averiguar ustedes.

Haciendo un breve repaso, tenemos lo siguientes elementos:
- Un padre y su hijo
- Una orden (enchufar el cable)
- Un Cable
- Un enchufe
- Un consejo (manos secas)
- Un final (descarga eléctrica)

Es tarea de ustedes, ahora, encontrar el dato misterioso en esta historia. No es complicado, pero no voy a dar pistas. El que responda correctamente se gana el primer aplauso vía blog.

Saludos y espero que resuelvan el caso.
SirThomas.

5 comments:

=Mat= said...

¿Piso mojado?

maría said...

cable pelado?

SirThomas said...

Gracias a ambos por pasarse, ninguno de los dos logró dar aún con el dato misterioso.

Saludos.

papo said...

Lo habrás soñado?

Sebas said...

estabas descalzo y los pies si los tenías mojados