Thursday, January 17, 2008

Consejo práctico para el peatón urbano

Luego del consejo sobre los porotos, hoy le traemos un dato que les vendrá muy bien a aquellos lectores que suelen caminar las calles de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Es sencillo y de muy fácil aplicación.

Párrafo a modo de introducción.
Muchas veces sucede que uno va caminando y cuando se predispone a cruzar la calle observa que la luz "peatonal" indica peligro, cuidado, no queda mucho tiempo para que el semáforo le de paso a los automóviles, apure o será atropellado, o bien quédese donde está y no avance. Lo cual hace dudar al peatón, justamente. Cruzo?, me arriesgo? o no llego? Mmmm.

Y acto seguido vemos a uno, dos o un grupo de caminantes apurando el paso para tratar de llegar sanos y salvos al otro lado, porque por lo general los peatones analizan la situación y piensan que el tiempo restante hasta el cambio de luz es suficiente para llegar a cruzar la calle y/o avenida. Pero, en la mayoría de los casos se equivocan y por ende deben "correr" para poder cruzar.

Pues bien, usted se puede evitar este tipo de problemas, despejar sus dudas y tomar la decisión correcta la próxima ocasión en la se encuentre ante semejante dilema.

Y aquí viene el dato clave:
En las calles, la luz que titila (o tartamudea, según he esuchado por ahí que le dicen algunos) lo hace en 5 oportunidades y en la que vendría a ser la sexta, se detiene.

En las avenidas, esto mismo sucede en once ocasiones y en la décimosegunda se detiene.

En ambos casos, la cantidad de titilaciones (?) le otorga al peatón promedio el tiempo necesario para poder cruzar la calle sin problemas, hasta con un poco de handicap si tienen paso ligero.

Se entiende, no? Vas caminando, la luz "blanca" te da paso pero poco antes de comenzar a cruzar aparece el titileo de la luz "roja". Bueno, cruzá tranquilo que llegás.

Obviamente que para que esto funcione correctamente hay que tomar la precaución de observar el semáforo y chequear el momento exacto en que empieza a ocurrir lo comentado, pero salvo que vayan mirando al piso al caminar, es bastante simple de realizar y cuando se acostumbren lo harán naturalmente, como lo hago yo.

Nota: Estos datos fueron corroborados en la gran mayoría de los semáforos de la Ciudad aunque no funcionan para la Avenida 9 de Julio (Cerrito y Carlos Pellegrini incluidas) que parece tener un sistema ligeramente diferente.

De dónde saqué este dato? Que por supuesto es cierto y ustedes mismos lo pueden verificar cuando caminen las calles. Me lo proporcionó, allá por el verano del 99 (Oooole), cuando me tocó reemplazarlo en sus labores de cadete en el estudio jurídico para el cual trabajaba, el señor Paddy Roach, a quien va dedicado el post, ya que hoy está cumpliendo años.

Feliz Cumple Paddy.

(en la imagen, el cumpleañero luciendo la boina oficial de UPD)

Saludos.
SirThomas.

10 comments:

Pata said...

Gracias Sir. No recordaba ese dato.

Un abrazo,
Paddy Roach

=Mat= said...

¿Podré acotar que el señor Paddy, con esa gorra se asemeja a Fabio Alberti?

Si no puedo, lo siento.

¡Salud!

SirThomas said...

Saludos Paddy, mañana estaremos festejando en su hogar.

=Matt= puede sí, un fabio alberti estilizado :P. Puede ser que tenga un aire.

Saludos y gracias por pasar

Fede said...

Cuando era chico y un poco más tarado siempre jugaba a adivinar en qué momento el titilante muñequito rojo se quedaría rojo definitivamente. Ponele que apostaba "3" (titileos más) y veía si había acertado.
Sí, me divertía barato.

SirThomas said...

Jajaja... está muy bien... era un buen entrenimiento, ya se perdió esa inocencia lúdica.

Saludos Fede.

Pata said...

Si Matt, podría ser el hermano de Alberti. Es al que más me parezco, alguno me que Julio Chavez comparte varios de mis rasgos.

Paddy

Nacho said...

Yo soy bastante arriesgado (?) con los semáforos peatonales. Aunque tampoco paso mi vida cruzando grandes avenidas, en general confío en que estoy a tiempo de cruzar, aunque haya que tener que apelar a la velocidad gacela (?) por pasarse de arriesgado. CLaro que un par d eveces me salió mal y quedé parado como el culo en medio de una avenida con los autos rugiendo para pasarme. Situación que no recomiendo a los lectores.

SirThomas said...

Bueno, espero que uses el dato que les proporcioné, a mi me funciona de maravillas y con eso evito pasar por ese tipo de situaciones. Vos serías uno de los peatones de los que yo me mofaría por no ser preca(v)ido.

Nacho said...

Correcto. Es lo que pasa cuando uno se cría fuera de capital. (?)

SirThomas said...

Es cierto, los peatones bonaerenses así como los usuarios de transporte público, por ejemplo, están mucho más curtidos y son más salvajes que los porteños. Pero será tratado en algún otro post :P.