Wednesday, April 09, 2008

Superstición salada

Ayer en casa recordaba ESTE genial post del blog Moviendo los Hombros, en el cual se da cuenta de una curiosa superstición que se ha apoderado de los estudiantes que concurren a la “sede Córdoba” de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Buenos, y se me vino a la memoria una rara costumbre que tiene una buena porción de la masa societaria y que tiene que ver también con el oscuro universo de las supersticiones.

Superstición que yo tuve el “gusto” de conocer “de grande”, ya que en mi familia no teníamos esa costumbre (o alguna otra parecida, diría que no existe la superstición en la SirFamily).

Cuál es esa superstición?

Bueno, la siguiente: Resulta que algunas personas a la hora de pasarse de unas a otras la sal en la mesa (no se si también se da en el ámbito de la cocina, supónganse) deben seguir el siguiente procedimiento:

1- Agarrar la sal.
2- Depositarla en la mesa.
3- Soltar la sal.
4- La agarra el otro.
5- Se sirve a gusto.

Está terminantemente prohibido, según este ritual ancestral, pasarse la sal de uno a otro directamente por intermedio de las manos. De la mano de uno a la mano de otro NO, Hereje, Mala Suerte, 100 años de maldición (¿?).

Aquí, una pequeña explicación histórica respecto de la superstición que destacamos:

“En la antigüedad a los alimentos se los conservaba en sal, de esta forma tardaban mucho en descomponerse, la podredumbre se creía obra del demonio, de ahí que la sal pasó a representar a Dios. Derramar sal, equivale entonces, a animar al demonio para que destruya la vida, si por accidente se derrama sal, se debe arrojar un poco tras el hombro izquierdo, eso ahuyenta al demonio, que de estar presente, lo esta a nuestras espaldas, del lado izquierdo. Cuando arrojemos la sal por encima del hombro izquierdo diremos...: Satanás, toma tu parte y vete.”

Otra fuente afirma que:

“Es de mal agüero derramar de forma involuntaria la sal o que se caiga un salero: el responsable de ese fatal descuido verterá tantas lágrimas como granos de sal se hayan desperdigado. Pretenden algunos que esta creencia procede de la Última Cena, en la que Cristo cometió tal torpeza.”

Otro dato más que interesante que recogimos de nuestra investigación:

“Se cree que cuando hay sal en una casa siempre habrá y si se echaba sal en los rincones de las cuadras el día primero de abril se evitaban las enfermedades del ganado.”

Yo no la comparto, como casi todas las supersticiones que andan dando vueltas. No se ustedes. Recuerdo la primera vez que me tocó presenciar estos actos para espantar al demonio (bah, de eso me enteré ahora gracias a la investigación que hizo nuestro staff periodístico) me impacientaba un poco porque no me daban la sal en la mano, “me pasás la sal?” “sí, acá tenés” y cuando la quería agarrar me decían “Nooooo, cómo se te ocurre, perá que la deje en la mesa” ¿eh? Por qué, qué pasa, dame :(. Y ahí algo me explicaban, pero ahora que tengo la reseña histórica ... nada, no me sumaré a la superstición, aunque tenga un tinte simpaticón (?).

Y ya que mencionamos al blog de César, un cierre a su estilo:

“Run Devil Run” (imaginen que esto está centrado :P).

Saludos.
SirThomas.

10 comments:

*Pat-* said...

si, conocía eso de no dar el salero de mano a mano. Y no es que crea fehacientemente q me va a ir mal, pero si se me derrama sal, siempre tiro un cachito por mi hombro. Si no lo hago, me da cosa.

SirThomas said...

Perfecto *Pat*. Muchas gracias por haber tenido el coraje suficiente como para dejarnos tu testimonio.

Saludos.

Anonymous said...

Tambien, de la sal deriva la palabra salario (sueldo). Esto se debe a que la sal era muy preciada en la antiguedad y muchos trueques se hacían/pagaban por/con sal.
Espero haber contribuido a los conceptos ya vertidos,
Salutes

SirThomas said...

Correcto sí. La relación con el post se da por el lado de la Sal, más no por el lado de la superstición, igual califica como comentario relacionado y aporta a la cultura general de los lectores. Gracias por el aportes. El dato lo teníamos pero no lo habíamos dado a conocer por este medio, quizás en el futuro comentemos el origen de algunas palabras o frases... veremos.

Saludos Rocky, supongo.

*Pat-* said...

Por eso dirán "qué salado" cuando algo sale caro?

María said...

No dicen que salado porque cuando comes en mc donalds es carisimo y las papas tienen mucha sal =P


pd: los que firmen en este post son todos hipertensos (?)

pd2: me rei mucho con: ¿eh? Por qué, qué pasa, dame :(.

perdón pero me imagine su cara :( y me dio como ^^

María said...

Me olvidaba, con respecto a la anecdota facultativa note hace unos años que en mi facultad la inmesa mayoria no pasa por la puerta del medio.


pd: vengo redactando medio mal (creo que deberian despedirme por esto).

pd2: este es un chiste interno ;)

SirThomas said...

*Pat* Es probable, investigaremos sobre el tema.

María: Gracias por el testimonio, las anéctodas y los (?). Saludos para tí también.

César said...

Impresionante, justamente ayer me pasó que con la sal tuve todo este tema en boga (?), pero no por la comida sino por el tequila :doh: . Al principio hubo drama pero después no lógicamente :P .

Como sabrás y gracias por nombrar aquel post, mi relación con las supersticiones no es la más feliz de todas :P .

Un abrazo!

SirThomas said...

Correcto, por eso la mención del post aparte de la curiosa superstición por la coincidencia en estar en contra de ellas.

Con respecto al Tequila, no tengo mucho qué comentar, de hecho creo que sola una vez tomé uno y me hice un bolonqui con la sal y el limón, no sabía que iba primero y que despues, pero no pasó a mayores por suerte.

Abrazo !