Sunday, September 14, 2008

La Incertidumbe / La Certeza.

Si hay algo que molesta, es la incertidumbre. El no saber. La duda. Sobre todo cuando perdura en el tiempo y puede ser despejada con sólo decir unas palabras. Pero esas palabras no se dicen, entonces la incertidumbre sigue ahí, se perpetúa, se resigna a dejarnos, se queda junto a ti y te acompaña. Encuentra un lugarcito, lo ocupa, se pone cómoda y allí se queda. Estoy hablando de dudas que tienen que ver con hechos simples, pequeños o muy grandes, en realidad, aquellos que realmente nos importan. No me refiero a si hay o no vida en marte, de si los extraterrestres colaboraron o no con la construcción de las pirámides, de si el Nahuelito, de si Nessy, que quizás sean grandes misterios de la humanidad pero que poco espacio ocupan en el alma. Estoy hablando de hechos pasados o presentes que están recubiertos por un manto de neblinas. Por una sombra que se refleja en la pared, se agigante y pasa a ocupar todo el cuarto. Por una sombra que posiblemente siempre esté allí. Que nunca se vaya. Pero la incertidumbre todo lo cubre. Aún por sobre la sombra. No saber. Tener dudas. Sin respuestas, sin certezas. Eso incomoda, molesta. Se anida en tu mente, se apodera de ti. Por momentos, se va. Pero siempre vuelve, cada vez por menos tiempo, pero vuelve. Hay una manera de hacerla desaparecer pero las palabras no aparecen. La respuesta sigue ausente.

Es cierto, no se puede negar, algunos indicios se tuvieron. Pero no fueron directos, claros, o al menos así no llegaron, sino más bien confusos. A veces, se sabe, la comunicación tiene ruido, uno no se explica bien, el otro no entiende lo que se quiso decir, en consecuencia el mensaje llega distorsionado. Dicen por ahí, no sos vos, soy yo. Bueno, quizás no seas ni vos ni yo, quizás sea él, se leía escrito en una vieja pared.

Y la duda reaparece, como un fantasma. Pasa el tiempo pero nada cambia. Aquella duda persiste, sigue ahí, no se va. Quizás todo haya sido producto de un malentendido. Quizás nada sucedió en realidad. Fue todo un sueño ideal que se convirtió en la peor de tus pesadillas y te persigue en forma de signos de interrogación. Quizás fue en respuesta a otra incertidumbre, quizás fue por venganza a una certeza. Vaya uno a saber. Quizás sí sucedió, sí fue real, pero tan efímero. Con tan pocas perspectivas de futuro que la duda se hace presente una vez más. Y escapar, siempre escapar. Huir de lo desconocido, y volver a la comodidad, a lo que ya sabemos cómo es. A lo seguro. Por más que ello nos haya dado tantos momentos de felicidad como de tristeza. Por más que nos entregue más dudas que certezas. Pero lo conocemos y allí volvemos. No del todo cómodos, pero ¿felices? Ojalá así sea.

Y qué hacer cuanto finalmente llega la certeza. Cuando finalmente se nos entrega aquella respuesta. Cuando la espera ha llegado a su fin y no termina como uno esperaba. Más allá de cualquier indirecta. A mi me podés mandar todo el tiempo un “no o un sí camuflajeado*” pero no lo voy a tomar como tal hasta tanto me lo entregues sin disfraces. Quizás porque uno sigue manteniendo la esperanza y no quiere ver esas indirectas, se ciega y no asume lo que el otro piensa que está dejando en claro.

Pero decía, finalmente llega la certeza y se la puede tomar de dos maneras. Por un lado, nos libera y nos quita de encima la “angustia” de la espera, por fin tenemos la respuesta que queríamos y podemos seguir adelante. Por el otro, al no ser la deseada, nos cae como un mazazo y nos deja el corazón con agujeritos (no se me ocurrió algo mejor, disculpen). Destrozados, en definitiva. Pero siempre es mejor tener la certeza sobre algo que la eterna incertidumbre, así que gracias.

A veces en este blog le decimos NO a muchas cosas, en esta oportunidad nos dijeron NO a nosotros, podría haber sido el título del post :P. Templanza y a seguir caminando. No se si está del todo bien redactado, si después lo modificaré, pero había que largarlo cuanto antes. Catarsis que le dicen.

*una licencia poética que tomamos de R*card* Arj**a , lo correcto es decir camuflado. (no se asusten el link en Ricardo los lleva a un post de Moviendo los Hombros).

Saludos.
SirThomas.

13 comments:

ChaPa ((( 22 ))) said...

Si!


Totalmente... A mi también me jode... Y lo de A*rjo*a es verdad...



ChaPa ((( 22 )))

César said...

Un bajón que le hayan dicho que no Sir, pero el post es correcto, no hace falta la edición para corregir la redacción, para mi está bien así.

Es curioso que siempre queramos la certeza pero muchas veces la evitamos por la existencia de ese temor a que la certeza quede plasmada en algo que no queremos, con lo cual ya es admirable la sola aparición de la certeza en su situación Sir y mucho más asumirla sea como sea. No parece ser algo relevante en los dichos pero sí lo es en los hechos.

Un abrazo grande Sir!

SirThomas said...

Gracias Chappa por el apoyo.

Saludos.

Gracias Cesc por las palabras, si vos decís que está bien la redacción me quedo tranquilo. Y sí, la certeza, cuando no es lo que esperamos, a veces la evitamos, pero como decía, es mejor tenerla a seguir con la duda eterna. Creo que sobre todo.

Abrazo Cesc !

Anonymous said...

Muy buen artículo,
Cariños
Papo

SirThomas said...

Gracias Rocky.

Saludos.

RomiVox said...

Gusta, gusta!!!

Y es cierto, carajo!!! A quién se le ocurrió que las indirectas eran divertidas????

(by the way, entre arjona y chiquititas.............)

Anonymous said...

mmh...quizá es la pregunta la que nunca llegó. Y si la pregunta no es clara, la respuesta tampoco.

SirThomas said...

Romivox.
Gracias por el gusto y por pasar. Si, lo de chiquititas estuvo flojo pero bueh :P.

Anonymous.
Puede ser, todo puede ser, menos lo que ya no puede ser (?).

Saludos.

Anonymous said...

Aprovecho para decirle que la suya es una postura muy extricta. La magia es indirecta, y la vida es pura magia. Las certezas siempre pueden desmoronarse, si no apuesta a lo imposible solo vivira con lo posible. Un mensaje algo controvertido.
igual, le dejo una sonrisa :)

Anonymous said...

Claro, su mensaje es controvertido y el mio, algo enredado.

SirThomas said...

Está bien lo que decís, pero hay momentos en los que la magia se acaba o deja de existir, o bien hay que darle un corte. Claro que todo sucede de manera mágica, y uno no sabe por dónde puede venir el próximo truco (?) pero como decía, a veces hay que dejar de lado eso y optar por lo que es seguro, o sea la certeza. Pero para el resto, sigamos con la magia...y sí, todo puede desmoronarse.

No se por qué el mío es controvertido.

Saludos y gracias por pasar.

Anonymous said...

Ahora lo veo mejor...usted dijo no. Yo me hubiera quedado con la duda. son elecciones. Igual estoy segura ya encontrara mejores magias, mejores juegos. le dejo un saludo. Y que sus dias se vistan de sonrisas...

SirThomas said...

bueno.

saludos.