Friday, October 22, 2010

Anécdotas al paso VI. Los beneficios de ser irlandés.

Antes que nada, contextualizamos.
Lugar: Aeropuerto internacional de Sydney, Australia.
Fecha: Mediados de julio de 1996.

Situación: Un joven SirThomas, en gira de rugby por Oceanía, debe realizar el check out para poder ingresar al país (Australia, claro).


(SirThomas posando en Nueva Zelanda, previo a su arribo australiano)

Dato clave: Previo al ingreso y entre otros tantos trámites burocráticos, uno de los ítems ineludibles para poder poner pie en suelo australiano, consistía en la revisión exhaustiva del “bolso de mano”, en el cual los miembros del staff de la gira (los jugadores, en realidad) llevábamos la ropa para jugar y los botines, entre otras menudencias.

Conforme lo indican las rigurosas reglas sanitarias del país oceánico, dicha revisión se realiza con el fin de evitar que los visitantes ingresen (en lo que aquí nos interesa) alguna especie animal o vegetal que no se corresponda con el ecosistema propio del país, sea en sus cuerpos, en sus ropas, y/o pertenencias. Previamente, el manager del tour nos había dejado bien en claro que debíamos limpiar correctamente todo aquello que pudiera contener elementos prohibidos.

Aquí, un listado completo de las cosas que no se pueden llevar a Australia.

Como para graficar la situación de mejor manera, AQUÍ, les dejamos un link a un capítulo de la serie de dibujos animados Los Simpsons, en donde la familia en pleno visita el país en cuestión, y el joven Bart, sin querer queriendo, modifica el ecosistema del lugar al introducir una especie animal (una rana) que jamás antes en su vida había pisado suelo australiano.


(Toda la prestancia de SirThomas. Fotografía tomada luego del primer entrenamiento en tierra de los All Blacks).

En fin... todo este introito para comentar el siguiente diálogo que se dio entre el señor que hacía el check out burocrático (pedía el pasaporte y demás) y el joven SirThomas, quien luego de pasar por allí debía entregar su bolso al que hacía el check out “sanitario” para que le revise su equipaje de mano.

(Para su cabal entendimiento hemos traducido al criollo antiguo el diálogo producido originalmente en idioma inglés)

Señor que atiende en el check out: Siguiente...pasaporte, por favor?
SirThomas: Sí, señor, aquí tiene.

Señor que atiende en el check out observa los datos personales de nuestro redactor en jefe y lanza al aire la pregunta: ¿Roach, inglés?

SirThomas comprende a dónde apunta exactamente la pregunta del señor que atiende en el check out y, antes de responder medita durante una centésima de segundo si le conviene hacerlo con la verdad, o mentir y coincidir con el lance del señor que atiende en el check out, como si de ello dependiera un futuro premio o castigo; finalmente, y conforme lo indica la tradición irlandesa, responde, no sin antes inflar el pecho, con la verdad: No, no, irlandés.

El señor que atiende en el check out esboza una sonrisa, tras lo cual exclama: Ok, está bien, puede pasar “irish”.

SirThomas: perfecto, gracias señor.

Nuestro redactor en jefe, ya con el visto bueno del señor que atiende en el check out, entonces, pasa por el molinete (no recuerdo exactamente si había y hace mucho que no viajo en avión, cabe la posibilidad de que no hubiera nada incluso) y al pisar oficialmente suelo australiano se predispone para alcanzarle el bolso al señor que realiza el check out sanitario para que verifique que no se transporta ninguna podredumbre. Ante esta situación, el señor que atiende en el check out le comenta a su compañero de aeropuerto: “No, está bien, John, dejalo pasar, está limpio” (o algo por el estilo).

Y así fue como SirThomas conoció uno de los tantos beneficios de ser irlandés.

Saludos.
SirThomas.

7 comments:

Anonymous said...

Muy buena anécdota, me encantó
Un abrazo de oso
Papá

Meme said...

jejejejeje....
yo diria los beneficios de no ser INGLES!!!!!.-

LARGA VIDA IRLANDES,
COMO TE COMENTE UN TIEMPO ATRAS,
SOMOS ALGO ASI COMO PRIMOS HERMANOS.
(meme, sangre directa escocesa).-

Algun dia contare lo que le paso a Fandango en Ingalterra.-

Slds.-

César said...

GRANDIOSA anécdota, las fotos geniales también. Gran post Sir.

Abrazo.

SirThomas said...

Rocky.
Buenísimo, me alegro.

Saludos.

Meme.
Exactamente, si hubiese dicho escocés (no se si tanto galés, aunque puede andar) posiblemente los efectos hubiesen sido los mismos.

Recuerdo esa ligazón, claro que sí. Si su apellido es el mismo del estudio de diseño (?), está muy bien; y sino, bueno, con que sea escocés ya es suficiente :P

Estaremos atentos a la anécdota misteriosa.

Saludos.

Cesc.
Gracias!

Saludos.

Cinzcéu said...

Todo bien con los irlandeses (y en particular con su diferenciación "inglesa") pero me pregunto si no hubo un cachito de racismo en esa posta migratoria australiana. ¿Y si el joven rugbier se hubiera llamado Quispe Mamani, Bin Muhammad, López García o Tombutu Okaba? En fin...

luis said...

muy simpatica la anecdota, va para adelanteeeeeee

SirThomas said...

Gracias Cucum.

Saludos.